Felipe Roman’s Weblog

“Sólo Dios es el verdadero sabio.” Sócrates.

El Presentador Poderoso de Jerry Weissman

Estaba leyendo un resumen de este libro, que de seguro voy a leer completo.

Este señor es un experimentado en el tema y abarca puntos importantes para convertirse en un buen presentador. Se apoya en ejemplos de personajes conocidos, con los que podemos aprender buenos y malos hábitos a la hora de hacer una exposición.

Quiero rescatar algunos puntos que me parecen interesantes, sin ningún orden específico:

  • Cuando se trata de un discurso público, la forma en que usamos las palabras (expresión oral) y la imagen que proyectamos (lenguaje corporal) son más importantes que las palabras que utilizamos.
  • El primer paso que debemos seguir es crear empatía con el auditorio; pero debe ser el tipo adecuado de empatía. Si nos mostramos nerviosos en el podio, haremos que el auditorio se sienta incómodo, y este aplicará este sentimiento negativo a todo lo que digamos.
  • Debemos escribir toda la información que podría incluir nuestra presentación. Luego, debemos separar las buenas ideas de las malas, y las ideas grandiosas de las buenas. Debemos organizar los mejores conceptos y desarrollar algunos temas primordiales.
  • Los gráficos deben apoyar la trama. Lamentablemente, la mayoría de los presentadores de hoy en día se valen de los recursos visuales (sobre todo de las diapositivas de Power Point) como si estos fueran la principal razón de la presentación. Esto es exactamente lo contrario. Debemos usar pocos recursos visuales. Estos no deben dominar el discurso.
  • Los presentadores más diestros conocen el valor de percibir las señales del auditorio y de readaptar sus discursos adecuadamente. A fin de cuentas, lo mejor es contar con el máximo de cabezas asintiendo. Cuando logramos eso, sentimos mariposas en el estómago.
  • El contacto visual es importante, pero más importante aún es la “conexión visual”. Al comenzar un discurso, debemos echarle un vistazo a todo el recinto. Cuando estemos presentando los puntos fundamentales, debemos ver los miembros del auditorio directamente a los ojos, uno tras otro. Debemos compartir gestos de afirmación.
  • La presentación no se debe concentrar en los gráficos sino en el mensaje que queremos transmitir. Buena parte de los presentadores comenten el error de convertir las diapositivas en las estrellas de la presentación. Estas deben ser meras notas que apoyen el mensaje.

Esta y mucho más información se encuentra contenida en el libro de don Jerry Weissman.

Espero que les sea de provecho.

Felipe Román

7 agosto, 2009 - Posted by | Publicaciones, Temas Varios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: